LUZ EN TU CAMINO

Sistema Holístico e Integrativo

 


   

MEDITACIONES

 

 

Introducción A La Meditación Bases Para La Meditación

Consejos par al purificación personal cuerpo – mente

Purificación de Chakras

Colores Curativos

Meditación de la Rosa

Meditación Zen-Hara

El Testigo

Meditación Craneal

Vaciar las aguas del pensamiento.

Limpieza de la Rosa

Meditación del árbol

Meditación Maitri

 


Introducción A La Meditación Bases Para La Meditación

 

 

En el Yoga, la meditación es un ejercicio superior que nos lleva, por el camino del dominio de la mente, a la percepción de lo trascendente. Sin embargo, aunque parezca una tarea psicológica, sin una buena condición física, para relajarnos en la postura idónea, no estaremos preparados para entrar a fondo y sin perturbaciones en la experiencia meditativa. 

El Yoga fue definido por Patanjali como el aquietamiento de los remolinos de la ciencia (“Yoga chitta vritti nirodha”), entonces  el individuo puede ver en el fondo de sus propias aguas o Ser. 

En cualquiera de las técnicas de meditación que empleemos, siempre hay unos principios comunes: 

Primero, la Postura correcta. Espalada derecha piernas cruzadas (si es posible)  con las rodillas tocando el suelo. Vientre relajado y levemente sobresalido-. Manos juntas en el regazo, con los pulgares en contacto, o reposando cada una sobre una pierna. Hombros suavemente hacia atrás con el pecho abierto, codos despegados del cuerpo. Mentón metido y cabeza equilibrada, sin caer adelante o atrás. Ojos entreabiertos, con al mirada en reposo hacia el suelo, sin fijarse. Labios sin apretar, lengua hacia el paladar, relajadamente. 

Al sentarnos, vamos repasando estos puntos, y tratando de ejecutarlo sin tensión. Si algo no podemos hacerlo, encontramos una variante, con la ayuda del profesor. 

A continuación tomamos conciencia general de la postura adoptada y relajamos los puntos clave: boca, mandíbula, manos, hombros, nuca y abdomen. Entonces entramos en el segundo punto: la Respiración

Esta debe ser natural, sin forzarse, ni dirigirse o manipularse. En el primer lapso de tiempo, en cuanto nos sentamos, nos tranquilizaremos y nos centraremos, siguiendo el flujo del aire que entra y sale de nuestro cuerpo. Así cortamos con las distracciones más fuertes que traemos desde nuestras actividades anteriores y nos calmamos confortablemente. 

Ahora la mente y el cuerpo están a punto para canalizar sus energías dentro de un sendero de meditación, sea la observación del Aquí y Ahora sin apegos o alteraciones, o sea una técnica de concentración determinada. Este es a nivel propiamente mental: generar una Intención consciente con respecto a la práctica que estamos iniciando. 

Se trata de emitir unos pensamientos que resumen nuestra toma de conciencia de lo que estamos comenzando a realizar. Esto se llama determinar nuestra “motivación” para practicar, y los pensamientos que formulemos, influirán en la caridad de nuestra experiencia de meditación. Cuanto más elevada sea nuestra motivación, más rápido y beneficioso serán los efectos de nuestra práctica

Una vez generada  esta actitud interior consciente ante la Práctica, nos introducimos en ella, tal como corresponda ala técnica que hayamos elegido. En cualquier caso, mantendremos una condición de presencia despierta, de tensión y naturalidad, sin tensiones. 

Siempre hay que ir encontrando el equilibrio ante la agitación y dispersión, por un lado, y la lasitud y la somnolencia, por otro. Si nos fijamos en exceso en nuestro objeto de concentración, vamos a crearnos crispación. Si somos demasiados flojos en las riendas de nuestra tensión, nos perderemos en sueños y fantasías. De vez en cuando, durante la sesión, nos observaremos, y trataremos de situarnos en un punto medio, de atención consciente, sin rigidez ni abandono, a partir de  nuestro método elegido de meditación. 

El sentido del humor y al espaciosidad de espíritu, la tolerancia, siempre son esenciales. Cuando perdemos nuestro rumbo, no hay que consumir energías en auto-reproches ni en pensamientos comentario, si no volver sencillamente a retomarlo. 

Al ir terminando, es aconsejable, de nuevo, generar un pensamiento consciente, con el objeto de recoger nuestras energías y comprensiones (quizás sean solo semillas imperceptibles ahora) y darle una finalidad. Es decir, nos detendremos a tomar conciencia de los efectos de la práctica, y decidiremos su utilidad última. En la enseñanza de  Drama se dice que practicando hemos generado un potencial de bonanzas, unos méritos, en el campo energético de nuestro ser, y entonces depende de nuestro pensamiento del dirigir esta fuerza a un resultado u otro, dedicando a él nuestros merecimientos. 

Esta Dedicación positiva consciente, protege el caudal de efectos de nuestra práctica, y hace que no se diluya, sino que se mantengan y aumenten en el continúo de nuestra mente y memoria. Si, además, esta dedicación tiene presentes a otros seres con el deseo de compartir con ellos nuestros beneficios, estaremos abonando nuestro campo de energía espiritual, en el que recogeremos la más genuina e incondicional felicidad. 

Efectos Generales de la meditación son, en el plano

físico: refuerzo del sistema inmunológico, armonización y sincronización de todas las funciones orgánicas, homeostasis cuerpo-mente, sedación neurológica, estabilización de la tensión arterial correcta, incremento de la vitalidad, agilidad, flexibilidad y perfección postural cotidiana, defensa del corazón, capacidad de descanso, longevidad, peristaltismo intestinal y eliminación perfecta; en el plano emocional: equilibrio y serenidad, presencia de ánimo, coraje, tolerancia y paz interior, auto confianza, satisfacción, paciencia y sencillez, estabilidad, buen humor; en el plano mental: capacidad de atención y concentración, memoria, claridad de pensamiento, lucidez, energía psíquica, mejora en la comunicación, incremento en la inteligencia, capacidad de programación mental; en el plano

Espiritual: conciencia de unidad, corazón, nobleza, habilidad para la acción compasiva, espaciosidad, amplitud de criterio, intuición, percepción directa, poder de resolución y realización, creatividad, trascendencia de limites personales, libertad interior.

 

Volver a MEDITACIONES

 


Consejos par al purificación personal cuerpo – mente

 

 

Dieta purificante, descanso estomacal de vez en cuando (una vez al mes: al día a agua). Comer moderadamente. Hacer Pranayama y hatha Yoga o Chi – Kung. Practicar el pequeño Vaso y otras técnicas de Kriya Yoga. Pensar en positivo (optimismo), ser felices. 

Tener relaciones basadas en una visión espiritual de las personas. Crear la propia vida y aportar algo  ala de los demás. Simplificar el estilo de vida. Consumir sin consumirse. Hacer ecología cotidiana. 

Ser autómos respecto de las cosas, personas y circunstancias. No ser buscadores ansiosos sino celebrar cada encuentro. 

Investigar el propio Ser, ser el propio Ser. Meditar, Abandonar el apego por lo transitorios, pero disfrutar lo que nos viene. Recordar la impermanencia. Ser conscientes de nuestros actos de cuerpo, palabra y pensamiento... Trascender el ego, el auto importancia, para trascender el karma. 

Desarrollar la motivación altruista, el deseo de beneficiar a los demás; el Amor y la Compasión. Abrirse a la Mente de Sabiduría, la propia intuición. Convertir los problemas en buena suerte, enfocar el lado aleccionador de todas las experiencias. 

Tener una perspectiva cósmica de la existencia y del viaje del alma. Ser valientes. Llamar a la conciencia nuestro propósito de vida y llevarlo adelante. 

Hay miles alternativas que hacen de una vida humana una perla de luz. Estos consejos pueden acercarnos a ello. El reiki es un camino hacia lo mejor de nosotros mismos. Nos corresponde ecualizar el Reiki recibido con el Reiki generado…haciéndonos cada uno un Sol de Amor y realización… 

No hay porqué copiar a otros. Cada uno tenemos una luz diferente, un color especial y un regalo que hacer a la familia humana.

 

Volver a MEDITACIONES

 


 Purificación de Chakras

 

 

Los Chakras son centros de transformación de la energía que existen en nuestro cuerpo sutil o aura. Son como llaves de paso entre la mente y el cuerpo. Al practicar esta técnica, trabajas para poner armonía entre los cinco Chakras principales, con resultados positivos sobre tu fuerza vital, capacidad mental, estados psíquicos y comunicabilidad.

Debes tan solo visualizar cada chakra y su símbolo, en su ubicación en tu cuerpo, desde arriba hasta abajo, como formas de luz y color especificas, dedicando el mismo tiempo a cada uno.

El chakra superior está en el centro de la cabeza, con la forma de una esfera de luz blanca.

El segundo chakra está en la garganta, con la forma de un tetraedro (poliedro de 4 triángulos) de luz roja rubí.

El tercero está en el pecho, y se visualiza como un cielo de luz azul sin límites.

El cuarto está a nivel del ombligo, como un luminoso cubo amarillo o dorado.

El quinto está en la zona genital, con la forma de una media esfera de luz verde esmeralda, con la cúpula hacia arriba.

 

Volver a MEDITACIONES

 


 Colores Curativos

 

 

Esta sencilla técnica consiste en respirar luz de color. Es decir, visualizar que el aire está formado por partículas luminosas que tienen un color específico. Al inspirar, recibimos en nuestro cuerpo esta luz de color que actúa sobre nuestra  mente y sobre nuestro cuerpo físico. Cada color posee propiedades especiales  y una determinada vibración energética. Al respirar conscientemente, extraes de la luz blanca, en la carga electrónica del aire que contiene todos los colores, la particular frecuencia que deseas, pudiendo enfocarla hacia cualquier órgano o parte del cuerpo. Utiliza los colores intuitivamente, según sientas su atracción, o consulta una tabla de correspondencia con los órganos y trastornos en la salud.

 

Volver a MEDITACIONES

 


 Meditación de la Rosa

 

 

Es necesario que des unas respiraciones profundas para relajar las partes tensas de tu cuerpo. Posteriormente, respira luz dorada y exhala gris, realizando un trabajo de limpieza de tu cuerpo, mente y espíritu. Cada vez que te sientes más y más relajado y feliz. Respira luz dorada y exhala luz dorada. Ahora todo tú eres una gran burbuja dorada y llena de luz. Siente como tu cuerpo está ligero y agradablemente tibio. 

Visualízate sentado en una pradera llena de flores. Frente a ti se encuentra in hermoso rosal. Te llama la atención una flor en botón de color Rosa: Es la Rosa del Amor Divino. Visualiza frente a ti una rosa preciosa y perfecta, del color que prefieras, roja, rosa, amarilla,…Mientras la contemplas, piensa que tiene el poder de absorber cualquier energía que se le envíe, transformándola en belleza y perfume, siempre fresca. Ahora, cada vez que espiras, mándale los pensamientos que tengas, preocupaciones, molestias, cansancio, estrés o sentimientos de inseguridad, dispersión, hundimiento…lo que sea que estés experimentando.

La Rosa lo toma y lo convierte en un aroma delicioso que tú inspiras, llegando a sentirte más y más liberado dentro de ti mismo, tranquilo y feliz.

Esta meditación te descarga y renueva tu estado mental  rápidamente.

Respira su aroma, y llena tu mirada y tú ser con el color de esta flor. Lentamente tu cuerpo empieza a teñirse del color rosado. En el centro de tu pecho se arremolina la luz rosada y te das cuenta de que sientes un gran Amor por todo lo que te rodea. 

Ahora visualiza a un ser querido sentado frente a ti. Deja que la luz rosada de tu corazón lo bañe y observa como su rostro se llena de paz y tranquilidad. Regálate toda la luz que necesites y cuando termines conserva tu sensación de paz. Algo maravilloso ocurre; del centro de su corazón empieza afluir igualmente una luz rosada y se dirige a tu corazón. Ahora es tiempo de recibir Amor, ábrete a él y disfruta 

Cuando se termine este momento de Amor mutuo, visualiza nuevamente la Rosa.

Notarás que ya no es un botón, ahora es una flor completamente abierta. Dale las gracias por haberte permitido sentir la satisfacción de Amar y ser Amado. 

Respira profundamente y exhala dos o tres veces y cuando te sientas listo abre los ojos. 

Recuerden solo leer y déjense guiar por ustedes mismos, cuando la meditación, cualquiera que sea, es de nuestro propio corazón es aun más valida que estos patrones entregados y manifestados por otras personas, dejemos que nuestro Amor y corazón fluyan con nuestra verdad interior. 

Esta meditación es…hermosísima cundo se realiza con el sentimiento de nuestro corazón…qué es el Amor más puro...Suerte!!!

 

Volver a MEDITACIONES

 


Meditación Zen-Hara (el Hara se encuentra sobre el ombligo)

 

 

Al respirar, mantén tu atención en la zona abdominal, dejándote llevar por su movimiento de flujo y reflujo constante, natural.

Otra posibilidad es recibir la inspiración de aire desde la nariz hasta el pecho; y en la otra espiración, haces descender la energía hasta el vientre, donde irás sintiendo que se acumula como calor, conforme continua.

Esta meditación proporciona paz emocional, equilibrio y estabilidad, además de darte fortaleza física y aumentar tus defensas para la salud.

 

Volver a MEDITACIONES

 


 El Testigo

 

 

Esta meditación es otra variante de las descritas en “Observar la mente”.

Considera que todos los pensamientos, sensaciones y estados psíquicos son escenas proyectadas en una pantalla de cine. Y que tú eres el espectador, sentado en la última fila de la sala. Date cuenta de tu condición de testigo, contemplando una función. Si te implicas en las situaciones que observas, sufrirás y gozarás con ellas, olvidándote de quién eres realmente. Si estás presente en ti mismo, recordándote como el observador, percibirás los cambios de ánimo y el argumento, sin que te sientas parte de ello, sin que te afecte.

Identificate con el yo profundo, que no se puede limitar ni física ni mentalmente; pues todo lo que puedas experimentar es impermanente, no tu ser esencial. Entonces, ante los movimientos psíquicos y sensoriales, mantente desapegado, sin darles crédito, sin responderles con juicios u opiniones, sin reaccionar a ellos. Aquiétate en ti mismo y contempla todo; eres el testigo de una proyección.

 

Volver a MEDITACIONES

 


 Meditación Craneal

 

 

Al inspirar, visualiza una corriente de energía que entra por tu frente y ojos, en forma de luz dorada, y alcanza el centro de tu cerebro. Al espirar, siente que la corriente de luz sale al espacio por tu coronilla y parte superior de la cabeza.

Entre la inspiración y la espiración, relájate un instante, dejando la respiración suavemente en suspenso, y notando cómo la energía vibrante baña todo tu cerebro.

La mirada se dirige hacia el interior o entrecejo, sin esfuerzo alguno, en cuya pantalla mental surgen, en ocasiones, imágenes, formas, colores.

Esta meditación regenera el tejido neuronal del cráneo, y lleva a estados de conciencia superiores.

 

Volver a MEDITACIONES

 


 Vaciar las aguas del pensamiento.

 

 

En esta meditación, considera que todo lo que piensas y que percibes es como el agua en el recipiente de tu Ser. Ahora, abandona todo acto voluntario de recordar, imaginar o proyectar hacia el futuro, así como otras reflexiones. No remueves el agua de la mente, ni entra más conocimiento en ella, pues la mantienes recogida en tu interior. Mientras la observas, lo que captas es la salida de las aguas del pensamiento pro el desagüe en el centro de tu Ser; totalmente abierto por tu desapego y pasividad mental. Estás justo en el agujero donde el contenido de la mente se hace consciente, para desaparecer. Instante a instante, permite el cambio de sensaciones y pensamientos que van pasando por tu centro de conciencia, en el momento de vaciarse en la nada. Con esta práctica obtienes una comprensión de la impermanencia de todos los fenómenos, un acercamiento a la no dualidad de sujeto y objeto, trascendiendo el dentro-fuera interdependientes. Te liberas de la presión del pensamiento, con el desapego hacia su curso natural; superas la ilusión de una realidad absoluta o categórica, y eres más feliz, creativo y sabio.

 

Volver a MEDITACIONES

 


 Limpieza de la Rosa

 

 

Es necesario que des unas respiraciones profundas para relajar las partes tensas de tu cuerpo. Posteriormente, respira luz dorada y exhala gris, realizando un trabajo de limpieza de tu cuerpo, mente y espíritu. Cada vez que te sientes más y más relajado y tranquilo. Respira luz dorada y exhala luz dorada. Ahora todo tú eres una gran burbuja dorada y llena de luz. Siente como tu cuerpo está ligero y agradablemente tibio. 

Visualiza frente a ti la Rosa del Amor Divino. Visualiza una Rosa perfecta, del color que prefieras, roja, rosada, amarilla,…Mientras la contemplas, piensa que tiene el poder de absorber cualquier energía que se le envíe, transformándola en salud y perfección. Ahora, cada vez que espiras, mándale los pensamientos que tengas, preocupaciones, molestias, cansancio, estrés o sentimientos de inseguridad, dispersión, hundimiento…lo que sea que estés experimentando ahora, mandalo a la Rosa, la Rosa te hará sentir cada vez más liberado de toda aquella energías que no quieres tener dentro de ti, proyecta en imágenes cada sentimiento, emoción, dolor, enfermedad, malestar, sufrimiento, la Rosa en estos momentos te hará sentir liberado dentro de ti mismo sano y perfecto..

Esta meditación te descarga y renueva tu estado mental, emocional, físico, etéreo.

Las imágenes que mandas o visuliazas en la Rosa, se proyectarán en cada pétalo de ellas, luego con tu mente podrás disolver esta Rosa, liberando todos los malestares posibles que puedas tener, este ejercicio lo puedes hacer las veces que quieras, solo es proyección de imágenes a  los pétalos de la Rosa para luego ser disueltos por tu propia energía liberadora e ilimitada. 

Recuerden solo leer y déjense guiar por ustedes mismos, cuando la meditación, cualquiera que sea, es de nuestro propio corazón es aun más valida que estos patrones entregados y manifestados por otras personas, dejemos que nuestro Amor y corazón fluyan con nuestra verdad interior, el sabe lo que realmente estamos necesitando.

Está meditación se logra dimensionar como es el poder de nuestra mente y poder sanar de cierta manera de manera sencilla y eficaz.

… Suerte!!!

 

Volver a MEDITACIONES

 


 Meditación del árbol

 

 

Siéntate cómodamente y respira varias veces procurando relajar todos los músculos de tu cuerpo. Imagina que una luz entra por tu cabeza y penetra suavemente tu cuerpo limpiándolo de toda contaminación. Exhala gris, poniendo en ello todo lo que te preocupa, inquieta o molesta. Inhala Luz Dorada, exhala Gris. 

Poco a poco irás percibiéndole más y más iluminada: eres una Gran esfera de Luz Dorada. 

Ahora imagina un árbol, Un Gran Árbol.

Te acercas cada vez más y puedes abrazarlo.

Siente Amor por se árbol, dale lo mejor de ti.

Notarás como te empieza a regresar su energía amorosa. 

Lentamente te disuelves, penetrando en el tronco: Tú y el árbol son uno mismo. Te permite entrar por tu tronco, subir por sus ramas y hojas hasta que llagas a la parte más alta.

Ahora eres una hoja, sientes el aire fresco en tu cara y puedes contemplar el paisaje desde donde te encuentras.

Te sientes feliz, liberado, satisfecho. Puedes sentir  a los pequeños pájaros que cantan cerca de ti.

Ahora, bajas con delicadeza y llegas a la raíz. Esta es tu parte consciente.

Desciende lentamente y observa como late la vida, como te nutres y que enorme conocimiento se encuentra disponible par que tu lo tomes. Dedica un momento para recibir con Amor el regalo de vida que le da la Tierra a tu parte consciente.

Disfruta el momento.

Regresa lentamente al tronco y permanece en silencio unos momentos más para despedirte y agradecer el momento.

Te sientes muy tranquilo, agradecido y en armonía.

Respira profundamente varias veces y regresa al aquí y ahora.

Cuando te sientas listo abre los ojos.

 

Volver a MEDITACIONES

 


 Meditación Maitri

 

 

 

Maitri significa Amor hacia todo lo que vive. Es una meditación para generar este sentimiento y desarrollar la benevolencia, la sensibilidad. Centra tu conciencia en el pecho y, mientras respiras lo más relajadamente posible, visualiza un punto de luz en medio del corazón. Momento a momento, lentamente, la luz va extendiéndose y abarcando más área. Primero alcanzará tu cuerpo, llenándote de calidez, luego la sala ya todos los que están. Primero alcanzará tu cuerpo, llenándote de calidez, luego la sala y a todos los que están en ella. El sentimiento de estima, como una sonrisa serena, deja que se comunique con tu conciencia. Luego la luz del corazón abarca el edificio, la manzana, la ciudad…y sigue extendiéndola todo lo que quieras, llegando a muchos seres vivos de la tierra.

 

Volver a MEDITACIONES

 


LUZ EN TU CAMINO - Sistema Holístico e Integrativo

PAWA - Maestra de Reiki

Página creada en 2002. Última actualización Junio 2014